A ti, Madrid, te vamos a cuidar

Ahora, más que nunca, te vamos a cuidar. Y para ello, tenemos que dejar de pasearte unos días… Espéranos ahí fuera, que en nada, nos volvemos a abrazar en tus aceras, Madrid.

A ti, la que respira rápido, a ritmo de infarto, con un corazón de cuatro arterias con capacidad de querer y adoptar a todo aquel que la pisa.

A ti, la que no duerme, la de los ojos abiertos, la de las sirenas y los neones. La de los cielos naranjas y rosas… A ti, la que lleva por apellido el título de capital y por banda sonora un chotis. A la más chulapa, la más chula y la más castiza.

A ti, a la que no le hacen falta tacones para acariciar el cielo con sus gigantes. La que se baña en el manzanares, la que tiene sangre rojiblanca… La de la movida, la de Sabina, la de ‘pongamos que hablo de…’

La de Retiro, Velázquez y Serrano y también la de Lavapiés, Huertas y 2 de Mayo. La todoterreno, la musa de los del ‘27 y todos los que llegaron después… A ella, la más bella, la vamos a cuidar.