El arte urbano que reza por París

  “El arte no tiene intención de cambiar el mundo, pero cuando ves a la gente interactuar con la obra y el impacto que ésta tiene en sus vidas, empiezas a darte cuenta de que, de algún modo, el arte sí está cambiando el mundo”, decía Jr, uno de los artistas urbanos más famosos (y anónimos) de París en una entrevista concedida a la CNN. Ahora, pocos días después de los atentados de París, estas palabras vuelven a cobrar fuerza. Y es que, desde aquel terrible viernes 13, cientos de artistas urbanos de todos los rincones del mundo han tomado las calles con sus más valiosas armas, los sprays, para dar color a la ciudad de la luz. Continuar leyendo “El arte urbano que reza por París”

El artista urbano Nano 4814 interviene en el hotel ME de Madrid

La cristalera principal del hotel ME de Madrid acoge la expresión innovadora del artista urbano Nano 4814.

El artista ha participado en muestras como Street Art en la Tate Modern de Londres o Mapping The City en el centro de arte Somerset House, también de la capital británica.

“La idea de mi obra en el hotel es una adaptación al espacio de una pieza que realicé hace tiempo. Es una explosión de degradados de color, un elemento muy presente en mis obras”, dice Nano 4814 sobre su trabajo.

Para el artista, lo más interesante de poder exponer en el hotel ME Madrid es precisamente el enclave privilegiado en el que se encuentra, en la plaza de Santa Ana, “una de las más concurridas de la ciudad”, añade.

 Nano4814 Hotel MadridAdemás, a través de varios espacios que el artista dejará libre, los transeúntes podrán atisbar a través de la cristalera una proyección en mapping sobre almohadas instaladas en el lobby del hotel.

 

Esta acción no es puntual, sino que tendrá recorrido en el tiempo, formando parte de una iniciativa puesta en marcha por el establecimiento hotelero con el objetivo de convertirse en un comisario artístico de los visitantes a Madrid bajo el lema Curated By ME (#CuratedByME). Así, guiará a sus huéspedes en su viaje por el panorama artístico de la capital y para ello no ha dudado en traer el propio arte a su lobby.

Así, el establecimiento hotelero pretende convertirse en un escaparate de artistas contemporáneos y vanguardistas e invita a todos ellos a que decoren este espacio con su visión más moderna del arte sorprendiendo una vez más a los amantes del ambiente más castizo.

Podéis ver el Making of de la obra en el siguiente video:

ME Madrid Reina Victoria – Entrevista Nano 4814 from Noho Comunicación on Vimeo.

Campeonato Mundial de Salsa 2015

Por sexta vez consecutiva, los profesionales más relevantes del baile latino se han congregado en la capital para celebrar la sexta edición del Madrid Salsa Festival. Un gigantesco evento que combina espectáculos, talleres, formación, competición y ocio en un mismo recinto; el Hotel Madrid Marriott Auditórium el hotel más grande de Europa, que, después de su reciente renovación (con una inversión de 25 millones de euros) y adhesión a la cadena Marriott International, lució un nuevo interiorismo (mucho más minimalista y moderno) diseñado por Requena y Plaza. Continuar leyendo “Campeonato Mundial de Salsa 2015”

From Bubble, el nuevo vestido de lunares de Madrid

  Desde el pasado 29 de octubre, Madrid luce un nuevo vestido de lunares. Y no, no es cosa de carnavales o San Isidro. Esta vez es arte y ciencia a la vez. El responsable es el artista Daniel Bagnon que ha querido llevar su obra más allá de las paredes y la ha sacado a la calle, llenando de burbujas la ciudad. La obra lleva por nombre ‘From Bubble’ y pretende, ante todo, tocar conciencias. Las burbujas, separadas unas de otras representan la red neuronal del cerebro de un enfermo de Alzheimer. Unidades desconectadas, que aíslan al paciente y le mantienen al margen de lo que sucede a su alrededor. Pero, el artista no solo trata de concienciar sobre lo que ésta enfermedad supone para los pacientes, sino también para las familias, los amigos y aquellos que viven este mal sueño de cerca. Continuar leyendo “From Bubble, el nuevo vestido de lunares de Madrid”

Zahara e Ivan Ferreiro, Cómplices de Mahou

zahara e ivan ferreiro complices de mahou Cuando se bajan las escaleras hacia cualquier concierto de Cómplices de Mahou, la primera norma está clara: nada de móviles. Pero cuando Zahara sale al escenario y habla con el público como si estuviera en el salón de su casa, algún que otro rebelde saca el Iphone para inmortalizar el momento. Es ella, la de Úbeda, la que inaugura el concierto. Lo hace rompiendo el ‘no silencio’ de la sala con esa voz que parece de terciopelo. Pero su soledad en el escenario no duró mucho, sólo una canción, Int noche. Después, tuvo que hacer hueco a la banda y al anfitrión del cartel, Iván Ferreiro. El de Los Piratas llegó sin muchas ganas de charlar, así que cogió el micro, se sentó al piano e hizo lo que mejor sabe hacer, cantar. Y en pocos acordes, él y ella se convirtieron en Leñador y la mujer América. Y el leñador, con gafas de pasta negra, sacó una chuleta antes de cantar Tristeza y hacer de la noche una noche mágica porque confesó que “hace años no recuerdo ni mis propias letras, por eso ahora tengo que llevar todo apuntado. Dicen que es bueno para el alzhéimer”. ivan ferreiro y zahara concierto Antes de seguir, bromeó, muy seriamente, sobre no tocar Turnedo. “Ya os aviso” decía sin reírse. Y mientras, volvía a posar los dedos sobre el piano para tocar la suya, su preferida, Ciudadano A. Siguieron con El equilibrio es imposible, esta vez con la voz de Zahara como acompañante y con caras tristes solo en la letra de la canción, ninguna presente en aquella sala. Tampoco en el escenario, que, como dos viejos amigos que actúan, de nuevo, en el salón de su casa y rodeados de amigos, María e Iván se abrazaban, se besaban y bromeaban después de cada interpretación. ivan ferreiro y zahara complices de mahou   “Os voy a tocar un tema nuevo” anunciaba Ferreiro, y Zahara como buena  compañera de focos no quiso dejarle solo ante el peligro y se sentó con él, al piano, para tocar a tres manos la partitura que Iván había colocado en el atril. “Hay veces, no muchas ni tampoco pocas, que pienso en ti” decía la primera frase de la nueva canción.

Turno de preguntas

Y después del Deshielo y la guerra entre Alien vs Predator, era el turno del público, de los amigos de aquel salón. Al gallego no se le vio por la labor de contestar a muchas preguntas, de hecho, soltó alguna perla como “estoy hasta la polla de todo, pero me gusta la cerveza y por eso he venido”. Pero Zahara, atenta y sonriente como siempre, le echó un cable y le puso a la ronda de preguntas el toque de humor que le faltaba. Tomó las riendas (y las cuerdas de la guitarra) y se bajó del escenario para cantar entre la gente y en acústico su mítica canción Olor a mandarinas. Y es que a la de Jaén no le hacen falta micros para emocionar al personal, ella solita se basta. ivan ferreiro y zahara concierto Al final, tras todo pronóstico, el pirata cedió y regaló a los que le disfrutaban el momento que todos esperaban e imaginaban desde casa. Turnedo en directo, escuchado a pocos metros de la boca del compositor. Eso sí, no fue el Turnedo de siempre y la banda, con un sutil juego de acordes, vistió al tema de Calamaro y de Rolling Stones y sonó a Flaca y a Rock and roll, and We like it. Demasiada buena poesía para tan pequeño escenario. Era hora de acabar. Un aplauso lleno de gracias anunciaba el adiós. Un par de fotos rápidas para subir a Facebook cuando el móvil vuelva a funcionar. Un último sorbo al tercio y… hasta ahí. Hasta los próximos Cómplices de Mahou.  

Desnudando ‘Vogue like a painting’

cronica_vogue_like_a_painting_articulo “Puede que estos dos cuadros no peguen mucho en esta exposición, pero he vivido mucho tiempo en Japón y no puedo evitar meter en cada uno de mis trabajos un toque asiático” Así, escuchando esto en la sala contigua, descubrí que aquella mujer de treinta y tantos que hablaba con acento inglés no era una guía del museo, sino la mismísima comisaria de la exposición Vogue Like a Painting. Continuar leyendo “Desnudando ‘Vogue like a painting’”

Hola Cáncer

libro hola cancer“El cáncer puede mirarte de refilón o darte una hostia en toda la cara”. Mario, sin embargo, prefirió retarle, mirarle a los ojos y reírse con él. Y mientras, hizo lo que todo buen periodista necesita hacer; convertir la vida en palabras y contar historias. Lleva toda su vida haciéndolo, pero esta vez, los papeles se han cambiado y el protagonista es él. Autor, entrevistador y entrevistado a la vez. “Siempre tuve necesidad de contar cosas. Habitualmente lo hacía de los demás, hasta que el cáncer llegó a mi vida en el verano de 2014 y decidí empezar a hablar de míContinuar leyendo “Hola Cáncer”

Entrevista a Andy Warhol, el loco que tocó la genialidad con los dedos

warhol entrevista Como no podía ser de otra manera, Andy me citó en La Fábrica. Había visto mil veces este lugar en fotos, pero en persona me pareció incluso mejor. Las paredes cubiertas de papel de estaño y los espejos rotos me miraban sigilosos, como callando todo lo que allí habían presenciado. Estaba allí, sentada en uno de los sillones de The Factory, el escenario de creación no sólo de obras legendarias, sino de performance, encuentros y fiestas que superan exponencialmente cualquier episodio de Gandía shore. Preparo la mesa con dos Coca colas bien frías y enciendo la televisión porque sé que odia las entrevistas. En una de ellas aseguró que deberían ser conversaciones acompañadas de otras acciones así que, aprovecho sus palabras y dispongo el espacio sabiendo que, a pesar de todo, Warhol hará alguna warholada para descolocar todo, incluso a mí. “Te presento a mi mujer”, dice mientras se sienta en el otro extremo del sillón y deja en la mesa una grabadora Sony. Lleva el pelo algo más largo de lo habitual y más blanco. Se le nota nervioso, quizá por ser la primera entrevista que da después de su muerte. Eso sí, los sonidos, las muecas, los monosílabos y la sinrazón, siguen siendo, aun en esta entrevista, el hilo musical de fondo. Y es que, quizá, todo ello es parte de su arte. Fuera como fuese, traté de aprovechar el margen que me daban las agujas de ese reloj gigante en forma de plátano que gobernaba una de las paredes y pregunté todo lo que pude sin preocuparme del orden y el sentido, porque con Warhol se está muy lejos de esas dos palabras. The-factory-with-Andy-Warhol P: Primero, gracias por recibirme. Supongo que ahora, en el cielo o allá donde esté, sigue igual de liado que cuando estaba aquí, en la tierra, en la fábrica. W: Nunca he dejado de estar en la fábrica. En la tierra, no sé, no me suena ese pub. ¿Pinta mucho por ahí arriba? Lo mismo que por ahí abajo. ¿Quién ha sido el último a quien has retratado? Lady Di, el día que murió. ¿Por qué siempre pinta a personas relacionadas con la muerte? A Marilyn poco después de morir, a Elizabeth Taylor un año antes de su muerte, a J.Kenedy cuando murió su marido… La verdad, me dio lástima que muriera un presidente tan joven, guapo y sonriente. Y no, no creo en la muerte porque uno no está presente para saber que, en efecto, ha ocurrido. ¿Y qué me dice de sus fotografías de accidentes de coche? El coche, qué gran invento. Ojalá fuese yo un coche. Si no cree en la muerte… ¿En qué cree Andy Warhol? Creo en las luces tenues y en los espejos trucados. ¿Qué opina de que Rauschenberg y Johns le hayan denominado como triplemente homosexal: Coleccionista, gay y publicista? La gente debe enamorarse con los ojos cerrados. Sólo cierra los ojos. No veas, y será mágico. No sé si estará al tanto, pero sus cuadros han seguido convirtiéndose en iconos. Existen miles de copias que se venden en cualquier tienda, hasta en los rastrillos de las grandes ciudades. ¿Qué opina de esos adolescentes que los compran y los cuelguan en sus habitaciones sin saber siquiera que son de un señor llamado Warhol? ¿Quién es Warhol? Yo si fuera ellos los colgaría en el armario. Eso le pregunto yo. ¿Quién es Andy Warhol? Si quieres saber todo sobre Andy Warhol, basta con ver sus pinturas y películas y allí está. No hay nada más. Además, preferiría seguir siendo un misterio, por eso cada vez que le preguntan se inventa una historia distinta. ¿Entonces, es usted algo tan aburrido e interminable como el Empire State? ¿O, por el contrario, algo vertiginoso y oculto como un BlowJob? Ambas. Si usted no fuera quien es… ¿Compraría usted un Warhol? ¿Iría a ver una exposición suya? ¿Por qué? Porque no tengo talento Y si no lo tiene, ¿Por qué tenemos que pagarle? Porque si lo tuviera, todo me saldría muy fácilmente y no tendría mérito. ¿Cuál es su artista preferido? Disney ¿Conoce a Lady Gaga? Sí, me gusta su pelo. La pintaré cuando suba donde yo estoy. Luego le preguntaré sobre eso, pero ahora dime, ¿por qué tanta repetición en sus obras? Mi infancia fue dura. ¿A usted le gusta el tomate? Me gusta. ¿Y a usted? Este sillón me ha dado muy buenos momentos… Andy… no se vaya por las ramas que conozco su Zombie Journalism. ¿No ve que desde que falleció no se ha parado de investigar sobre usted? ¿Sabe que hay cientos de biografías suyas y tesis enteras sobre sus entrevistas?  Creo que me he dejado la luz del baño encendida. Estoy siendo una víctima del Zombie Journalism, ¿verdad? Estoy siendo una víctima del Zombie Journalism ¿verdad? ¿Por qué repite las preguntas y contesta con “sís” y con “nos” de forma aleatoria Andy? Porque no me gusta buscar las respuestas. ¿Por qué no me dice usted lo que tengo que contestar? Sería mucho mejor… Porque no sé lo que usted quiere decir… Yo tampoco. Usted dijo en una entrevista que es alguien profundamente superficial y con una enfermedad que le obligaba a salir todas las noches. Pero permítame enseñarle algunos comentarios sobre usted, de algunos conocidos suyos. Truman escribió en Música para camaleones: «Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio». ¿Se siente identificado? Sin duda. Por otro lado, Wayne Koestenbaum le describía en En el posfacio de I’ll Be your Mirror como alguien “parecido a esos cantantes de standards que deforman la canción hasta volverla irreconocible pero, aun así, fiel”, o uno de esos “idiotas de pueblo con toques de genialidad oracular”. ¿Está de acuerdo? ¿Qué opina?  Me gusta lo de idiota de pueblo. Ya llevamos 15 minutos, por cierto, creo que deberíamos ir terminando. Sí Andy, solo una pregunta más. ¿Qué sintió al morir? ¿Piensa que fue demasiado pronto? Morir es lo más embarazoso que le puede pasar a alguien. Pensé que era demasiado estúpido y normal morir en un hospital, pero me gustaba la idea de repetir lo que ya se ha repetido millones de veces. Fue como una versión más de mis cuadros. Lo malo es que Kennedy me robó todas las portadas y no pude guardar ninguna a modo de recuerdo. Y… ¿Cómo es el cielo Andy? ¿Tiene un estilo pop art o es más tirando a clásico?  ¿El hielo? No, el cielo, con ce.  El hielo, con hache. Y así, casi tan serio como llegó, se desvaneció entre las paredes plateadas, con su esposa de la mano, dejando allí la coca-cola, la televisión de fondo y una periodista algo perdida, embriagada y con ganas de encontrarse de nuevo, allá donde estuviera, con aquel loco, que como todos los locos de la historia, roza con sus dedos la línea de la genialidad.