Elliott Erwitt, el fotógrafo de los perros (y de todo lo que se le pusiera en frente)

Ayer fui a visitar a uno de mis fotógrafos preferidos. Buenos, a él no, a su exposición. Pero supongo que ver sus fotos es como verle a él. Porque los fotógrafos entregan y ponen su ojo y alma en cada uno de sus negativos. Así que sí, fui a verle a él, a Elliott Erwitt.


Estadounidense, amante de los perros, presidente de la agencia Magnum, colega de Bresson y Capa, fotógrafo de John F. Kennedy, Richard Nixon, Ernesto Che Guevara, Nikita Jrushchov, Marilyn Monroe y Jacqueline Kennedy entre otros. El irónico, el de los puntos de vista a ras del suelo, el del momento preciso, el de el blanco y negro.

Y es que da igual las veces que las vea, que siempre que veo su serie de los perros, sonrío como una tonta. Cómo me gusta Erwitt y qué ojo tiene el jodío.


“Se trata de reaccionar a lo que se ve, de esperar sin prejuicio. Puedes encontrar fotos en cualquier lugar. Es simplemente una cuestión de darse cuenta de las cosas y organizarlas. Sólo tienes que preocuparte por lo que te rodea y preocuparte por la humanidad y por la comicidad del ser humano. “-

Elliott Erwitt.

Y si quieres seguir conociendo a este genio del ‘momento decisivo’, como diría Henri Cartier-Bresson, no te pierdas su documental de Netflix ‘El silencio suena bien’, un retrato íntimo de Elliott tomado desde el silencio por su antigua ayudante, donde vemos al fotógrafo desayunar, viajar y explicarnos algunos de los secretos y situaciones de muchas de sus fotografías.

Chema Madoz, con M de Maravilloso

Hay gente que nace con un don; con un buen oído, una flexibilidad de infarto, una destreza perfecta para transformar la realidad en pintura… Chema Madoz, sin duda, ha nacido con uno, pero va más allá de una simple habilidad. Chema es capaz de ver en los objetos lo que nadie ha visto antes. Es capaz de sacarles de su naturaleza ordinaria para crear algo totalmente extraordinario. Chema mira con otros ojos, con otra mirada. Encuentra historias y mensajes donde parece no haberlas, en los objetos más cotidianos. Continuar leyendo “Chema Madoz, con M de Maravilloso”